G-R902L78C4F
top of page

Invierno, el gran desafío para nuestro Hass

Las lluvias han generado una disminución del 30% al 50% en la producción de Aguacate Hass de nuestro país.

 

La ola invernal que vivimos desde hace un par de años, que se agudizó en 2022, afecta enormemente a al sector del Aguacate Hass. Las lluvias han generado una caída del 30% al 50% de la producción de la fruta que enviamos a más de 30 destinos del mundo y representa el quinto renglón de exportaciones agroindustriales del país.


Las lluvias dañan frutos y hojas, e incluso, ocasionan la muerte de raíces por pudrición. Además, el agua que baja por las laderas erosiona el suelo al lavar sus nutrientes. Con estas condiciones también se dificulta el control de plagas y la gestión de enfermedades.


Según la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria -Upra-, el año pasado las inundaciones afectaron, por lo menos, dos millones de hectáreas sembradas.

Este desafío sumado a factores económicos como el aumento de las tasas de interés por parte del Banco de la República, el encarecimiento de insumos agrícolas, la desvalorización del peso colombiano y el aumento del dólar, presentan grandes dificultades para el sector.


En 2021, el Aguacate Hass superó la barrera de 200 millones de dólares en exportaciones, con el envío al exterior de 97.000 toneladas. Sin embargo, en 2022 se redujo 7.6%.


A esto se le suma una gran baja en el precio de nuestro Hass. Para Europa, que representa el 76% de las exportaciones de la fruta colombiana, más de la mitad del año pasado estuvieron por debajo de Estados Unidos (22% de las exportaciones).

Colombia presenta los menores precios de importación, en comparación con otros países exportadores.

En 2023 esperamos hacerle frente a esta problemática con el aumento de cultivos en etapas tempranas, que entrarían en producción. Asimismo, desde el gremio, gestionaremos todo lo necesario para permitir la habilitación de más predios para nuevos mercados.


Y como el consumo interno de la fruta en el país representa un gran potencial, es prioritario que unamos esfuerzos para fortalecer el sector y promovamos estrategias que motiven su conocimiento y preferencia.


De manera transversal a estas acciones, asumimos la calidad de nuestra fruta, las buenas prácticas y el compromiso con la fitosanidad, como ejes de nuestro trabajo diario.


Como gremio también debemos desarrollar un trabajo sincronizado y cohesionado con el Gobierno, para procurar la formalización del empleo rural y el mejoramiento de la red vial terciaria.

bottom of page